Pepe de Brígida, sentido común y mejora continua





En los próximos días se jubila uno de mis referentes en el modelo de Manegement... Y por encima, dentro de una cooperativa donde tiene más de 100 jefes... Creo un estilo de liderazgo y cultura organizacional que todos los directivos y presidentes de la cooperativa que pasaron en cuarenta años de su carrera profesional, no tuvieron más remedio que aceptar.

Era un amigo de la familia, al que mi padre apreciaba, quería, respetaba y valoraba tanto a nivel personal y, por supuesto, a nivel  profesional. "Pepe o de Brígida" se quedó huérfano de niño y emigró a Sanlúcar a estudiar, y de ahí a dirigir una empresa con poco más de 23 años de edad para convertirla en un referente en el sector de la depuración y comercialización de mejillón. Es la historia viva del sector.... Que cariñosamente Farruco llamaba "O profesor", con el tiempo me di cuenta que no era por su diplomatura en magisterio sino por su máster en la profesión.

Su capacidad de adaptarse al cambio en estos 40 años lo llevaron a viajar a Italia en tren con el padre de Quico de Mares de Galicia, a aprender francés para poder atacar el mercado galo, introducir el  marketing disruptivo para a finales de los noventa  convertir la marca AMC en líder en Mercabarna y en muchos de los mercados centrales de España... Sin revolucionar el sector para lo que los productores no estaban preparados lo fue evolucionando y educando en la mejora continua.

Pero ¿que he aprendido de él todos estos años como cliente y como amigo que lo conviertieron para mí en un referente en el Management? 

1. Respeto por su equipo
2. Compromiso con sus proveedores a largo plazo
3. Rodearse de un equipo que abordara los temas que él no dominaba 
4. Adaptarse a las necesidades de cada época.
5. Aportar valor a los clientes.
6. Ejemplo de liderazgo en su sector.
7. Capacidad de delegar
8. Respeto a la competencia.
9. Autocrítica.
10. No le tembló el pulso cuando tuvo que tomar decisiones difíciles pero necesarias.
11. ...

Todo este tiempo de arduo trabajo, lo llevaron a  convertirse en interproveedor de mejillón del gigante del retail. Para eso supo reinventar la cooperativa, dotándala de la estructura necesaria para tal desafío, convertiéndola en una fábrica de envasado. Sabiendo y siendo consciente desde el principio que esa relación estaba condenada a terminarse "sine die".

Resumía esa fase con la mejor frase que jamás he escuchado de la mejora continua:

"Nos podrán echar pero lo harán siendo los mejores proveedores que jamas hayan tenido y tendrán".

Como perro viejo, al final se cumplió su profecía, prefirió renunciar a las condiciones que le ofreció el gigante del retail para renovar el "contrato", que a los valores de la organización, cumpliéndose así su profecía. 
No aplicó la mejora continua, ni lean, ni kaizen, ni six sigma,... Solamente aplicaba el Sentido Común.

Parabéns Pepe. Disfruta porque lo tienes más que  merecido.




Comentarios

Publicacións populares deste blog

% de error en la Mejora Continua

Lean y mi primera vez

Lean y los estándares