El precio justo... a jugar


"La licuadora será para aquel que, sin pasarse, más se aproxime a su precio justo... A jugar"

En el mundo comercial el precio justo es aquel que un cliente está dispuesto a pagar por tu producto. Hay dos elementos determinantes a la hora de que proveedor y cliente determinen si el precio es el adecuado:

1. Si el cliente se siente satisfecho con el producto recibido... En 360: calidad, servicio, atención...

2. Que el proveedor se sienta compensado y cómodo por el producto entregado.

Si a nivel contable o financiero encontrar el Punto de Equilibrio de la compañía es relativamente sencillo, los parámetros que rigen las relaciones comerciales no son tan objetivas, dependiendo incluso en ocasiones de valores intangibles como las emociones, empatias, estados de ánimo...

El valor que aportamos a nuestros clientes es inversamente proporcional al valor que nos aportan a nosotros nuestros proveedores... Por lo tanto, desde mi humilde opinión disponer de una política comercial definida es igual de importante que disponer de una política de aprovesionamientos también muy clara y estructurada.

El precio justo para una compañía  depende de sus costes, pero al cliente o mercado no les interesa que su coste haya aumentado un % importante porque la OEE ha bajado debido a la disponibilidad de las máquinas. O lo mismo sucede con problemas de calidad o rendimiento... 

En ciertos escenarios acertar con el precio justo no es sencillo y, sobre todo, en momentos de tanta competitividad como el actual donde el partido se decide en pequeños detalles.

Comentarios

Publicacións populares deste blog

Lean y mi primera vez

Lean y los estándares

Lean y Gestión Visual